Visor de contenido web Visor de contenido web

Tendencias

Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Atrás

Entrevista: Jonathan Zittrain

Entrevista: Jonathan Zittrain

Uno de los mayores expertos en Internet del mundo aborda las luces y las sombras del presente y el futuro de la red.

A Jonathan Zittrain, una de las personas que, por su experiencia y visión, más saben sobre Internet, hay cosas que le preocupan y otras que le emocionan. Entre las que le inquietan, el control de la red por parte de las grandes plataformas y la competencia que estas suponen para los profesores. Entre las que le entusiasman, las enormes posibilidades que la tecnología abre en el mundo de la educación. Durante el EnlightED, evento organizado por Fundación Telefónica, el IE y el South Summit en Madrid el pasado octubre, charlamos con él y de sus reflexiones se extraen claves sobre el presente y el futuro de Internet.

“Google se ha convertido en un competidor para los profesores. Ha pasado de ser una herramienta de búsqueda a una especie de colega que lo sabe todo, pero hay que tener cuidado porque sus respuestas no siempre son certeras”, afirma este profesor de Ciencias de la Computación y Derecho de Internet en Harvard. Y eso es, según él, porque el machine learning —el sistema de autoprendizaje de las máquinas— es impreciso. Además, asegura que la adquisición de conocimientos basada únicamente en la inteligencia artificial de las plataformas carece de valores humanos y, obviamente, de contacto físico, dos aspectos que son, para él, la verdadera esencia de la educación. En ese sentido, considera que los profesores pueden desarrollar un rol muy importante respecto a los estudiantes y pone ejemplos: “Pueden ayudarlos a contextualizar lo que ven, a ser escépticos y críticos, a compartir experiencias y eso, a día de hoy, las plataformas no lo hacen”.

Zittrain, pese a ser un defensor a ultranza de la tecnología y de Internet, reitera los matices que ya expuso hace diez años en su famoso best seller: El futuro de Internet y cómo pararlo. Por ejemplo, su preocupación por la pérdida de libertad y creatividad de la red de redes: “Internet y sus plataformas, que han crecido de forma exponencial en los últimos años, están cada vez más controladas por sus desarrolladores y dejan menos espacio a la creación y a la innovación social y cultural por parte del usuario, que es la verdadera naturaleza de Internet”. Esa esencia creativa, apunta, es la que tiene, por ejemplo, Wikipedia: “La gente aporta, valora, corrige… Seguramente no es perfecta, pero mantiene ese espíritu de colaboración y creatividad global que es tan necesario. Si pudiéramos replicar ese espíritu en las grandes plataformas para producir conocimiento de forma colectiva sería fantástico”.

Una oportunidad para la educación

A pesar de los inconvenientes, de las derivas y de la incertidumbre, Zittrain está convencido de la gran oportunidad que supone la tecnología para la educación: “Está permitiendo a la gente compartir un espacio digital. Ahí se conocen personas que, de otra forma, nunca se hubieran conocido y colaboran entre ellas ampliando sus miras de aprendizaje. Además, permite el acceso a la formación a personas con menos recursos”. El codirector del Berkman Center for Internet & Society, fundación que estudia e investiga las posibilidades de la red, invita a explotarlas: “Tengo la esperanza de que la gente se dé cuenta de todo lo que hace posible Internet y lo aproveche en vez de jugar siempre a lo mismo o leer las mismas cosas”.

Zittrain señala a la inteligencia artificial como un verdadero motor de innovación y de cambio: “Puede ayudar a los estudiantes a aprender a su propio ritmo y a ser mucho más precisos en cualquier campo; y puede ayudar a los profesores a detectar cuando algún alumno no está entendiendo algo —tarea compleja cuando se tienen 50 estudiantes en clase—” En resumen, ayuda a personalizar la educación y todo eso representa una gran oportunidad, especialmente para los que tienen más dificultades. Respecto al futuro, no se atreve a predecir cómo será Internet en unas décadas, pero sí a soñar: “De aquí a treinta años imagino un Internet exitoso en el que no solo seamos consumidores, sino también creadores de cosas positivas tanto para la economía como para la humanidad”.

“Los profesores pueden ayudar a sus alumnos a contextualizar lo que ven, a ser escépticos y críticos, y eso, a día de hoy, las plataformas no lo hacen”

La ética de la lealtad

La nueva realidad de la red lleva a Jonathan Zittrain a pensar que es necesaria una nueva ética que, de alguna manera, reconsidere volver a los ideales originarios de Internet: “Me gustaría ver a esas plataformas adoptando y suscribiendo lo que yo llamo una ética de fidelidad hacia sus usuarios, es decir, que no solo nos vean como individuos a los que vender anuncios, sino que, además, nos traten como a personas: que se interesen por lo que queremos, que nos guíen y que nos ayuden desde un punto de vista no solo comercial. Eso sería muy importante no solo para el presente sino para el futuro”. Esta nueva ética, apunta el profesor, debería abordarse desde numerosas perspectivas: “Tendríamos que hacernos todo tipo de preguntas. Por ejemplo, respecto a conceptos como el de la privacidad, ¿somos conscientes de la información que cedemos? ¿Sabemos si esa información está segura?”
  • Jonathan Zittrain
  • EnlightED
  • Educación Digital
  • Elearning
  • Innovación Educativa
  • Internet


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Visor de contenido web Visor de contenido web