Web Content Display Web Content Display

Tendencias

Asset Publisher Asset Publisher

Back

Bootcamps: Revoluciona tu vida en tres meses

Bootcamps: Revoluciona tu vida en tres meses

El mercado laboral demanda perfiles tecnológicos y los bootcamps ofrecen formación ultrarrápida —breve, ágil y actualizada—.

¿Estás pensando en reciclarte? ¿Buscas aprender algo con salidas laborales? ¿Quieres ampliar tus conocimientos? Los bootcamps ofrecen respuesta a todas estas preguntas con una enseñanza concentrada. 

La nación más poderosa del mundo durante las últimas décadas lo ha sido, entre otros motivos, por posicionarse como una gran potencia militar. Las fuerzas armadas de EE.UU., pioneras en muchas técnicas de entrenamiento, crearon en la segunda mitad del siglo XX un concepto que, a día de hoy, comienza a ser fundamental en el ámbito laboral y formativo: los bootcamps. Ya no hace falta correr, saltar, arrastrarse por el barro o subir por una cuerda para realizar un entrenamiento intensivo, basta con sentarse delante de un ordenador. Y es que esta nueva metodología ha arraigado en el sector de la tecnología y, más concretamente, en aquellas empresas que se dedican al mundo online más que en ningún otro. 

¿Es posible, por ejemplo, dominar lenguajes de programación y convertirse en diseñador UX/UI o trabajar como Data Scientist tras doce semanas de aprendizaje? Los coding bootcamps —o bootcamps de programación—, ofrecen esa posibilidad. Estos cursos intensivos, que cada vez proliferan más, se han convertido en el caladero de muchísimas empresas tanto del sector tecnológico como de otras industrias que necesitan profesionales aptos para responder a las necesidades más actuales del mercado. Basándose en las técnicas de aprendizaje que se empleaban para preparar a los soldados norteamericanos, los bootcamps son capaces de convertir a estudiantes de programación web en profesionales del sector tecnológico con cursos que rondan los tres meses. 
Gigantes como IBM, eDreams o Codurance ya optan por emplear perfiles salidos de un modelo de enseñanza que también ha aterrizado en España. De hecho, según el ranking norteamericano SwitchUp —que sitúa a Le Wagon, Ironhack o App Academy en el Top 3—, contamos con uno de los mejores Coding Bootcamps del mundo: Skylab Coders. David Monreal, su fundador, hace hincapié en la importancia que tiene aprender con “herramientas, metodologías y formas de pensar propias de lo que sería un día a día en el trabajo”. El concepto original de bootcamp, recuerda, es “simular situaciones reales de combate”. Y es que la exigencia de esta metodología recuerda a la del ejército... Durante la duración del curso se dedicarán en cuerpo y alma con “semanas de hasta 70 horas de trabajo” y “su vida social fuera de la escuela será escasa”, avisa Monreal antes de zanjar con un “pero merece la pena”.

Una enseñanza intensiva enfocada a hacer frente a los retos actuales de muchas industrias. Eso es lo que cubren los bootcamps, ofreciendo, en tiempo récord, mano de obra adaptada a las necesidades del mercado. “Las empresas son nuestro cliente final y juez imparcial”, apunta Monreal. El mercado y las variaciones salariales entre una hornada y otra se convierten en el mejor indicador de si el producto es de calidad y mejora o no curso tras curso. La alta empleabilidad —alrededor de un 96 %— y un sueldo inicial medio de unos 22.500 € que puede aumentar hasta los 35.000€ o 40.000€ en uno o dos años resultan muy atractivos hoy en día, incluso para perfiles a priori tan opuestos a la programación web como el de un abogado, un biólogo o una arquitecta. Perfiles muy diversos que optaron, desvela Monreal, por su bootcamp

¿Y dentro de 10 años qué? ¿Los desarrolladores web moldeados en los bootcamps para responder al hoy del mundo laboral podrán enfrentarse a los retos del mañana? Manuela Ripollés, docente de FP de la Generalitat de Cataluña especializada en Programación Web y que ha trabajado como tal, sostiene que “la informática es así, has acabado de estudiar una tecnología y ya estás obsoleto”. Por eso, los programadores tienen que estar actualizándose continuamente, algo para lo que el hecho de trabajar e ir solventando problemas laborales actuales y reales es fundamental.

¿Competencia de la Formación Profesional?

Quizás el hecho de que ofrezcan una formación tan directamente enfocada al pragmatismo del día a día sea uno de los motivos por los que se sitúa a los bootcamps como competencia directa de la Formación Profesional. Otro sería su duración: los tres meses de unos frente a los dos años de la FP. Ripollés reconoce que, aunque pueden ser competencia en ciertos puntos, no lo son al 100 % y que, por tanto, “se podrían considerar como alternativos”. Además, recuerda que, para adquirir una visión más amplia de la informática, la FP o el grado universitario, que permite al alumno introducirse en la investigación, pueden ser mejores opciones que un bootcamp. Y es que, como reconoce el propio Monreal, “la cosa no va de educar, va de trabajar”. El elevado precio o la no oficialidad del título de los bootcamps en comparación con la FP son otros aspectos que pueden ser diferenciales a la hora de escoger entre una opción formativa u otra. 

 

Ventajas de los Bootcamps

Aseguran la asimilación de conceptos y garantizan resultados concretos en la aplicación de los mismos.
La práctica tiene más peso que la teoría. Durante las clases se aprende haciendo.
Están orientados a cubrir las necesidades del mercado laboral, por lo que cuentan con una alta empleabilidad. 
Ofrecen una formación de calidad en un intervalo de tiempo muy reducido —alrededor de tres meses—. 
Al trabajar bajo un esquema de trabajo muy personalizado, es posible identificar en tiempo real áreas de mejora.
Se estimulan en paralelo múltiples tipos de procesos cognitivos que potencian la curva de aprendizaje.
Es la solución de formación con la relación calidad-beneficio-precio más alta respecto a cualquier otro formato o estilo de capacitación.
 

Telefónica impulsa las nuevas profesiones digitales

El Instituto Tecnológico Telefónica, una iniciativa de Telefónica Educación Digital, ha lanzado recientemente un título propio en Big Data tanto presencial como online, y próximamente en Blockchain. Su duración y exigencia —alrededor de seis meses— lo asemeja a los bootcamps y su objetivo es fomentar la formación profesional e impulsar las nuevas profesiones digitales. Los diferentes roles laborales que genera el sector del Big Data —data science, data analytics o data manager— se han convertido en algunas de las especialidades técnicas más demandadas por el mercado laboral y el curso responde a esta tendencia. “Cada vez se necesitan más profesionales formados para estas disciplinas y se produce una brecha entre oferta y demanda. Desde Telefónica queremos contribuir a reducir esa brecha apostando por una formación innovadora y de calidad”, asegura Ana Casilda Andrés, CEO de Telefónica Educación Digital. Este título está diseñado para un alumnado muy amplio, desde profesionales tecnológicos que desean ampliar sus conocimientos hasta profesionales procedentes de otros ámbitos que desean cualificarse o, incluso, reinventarse. 

El concepto original de bootcamp, recuerda, es “simular situaciones reales de combate”. Y es que la exigencia de esta metodología recuerda a la del ejército...


No comments yet. Be the first.

Asset Publisher Asset Publisher

Web Content Display Web Content Display