Visor de contenido web Visor de contenido web

Tendencias

Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Reportaje
12 diciembre 2018
El futuro será digital… y ético
Algunos de los futuristas más reputados del mundo responden a los grandes dilemas de la era de Internet.
Entrevista
29 noviembre 2018
“El aprendizaje puede cambiar nuestra vida"
La profesora Barbara Oakley ofrece a través de sus exitosos cursos online las claves para descubrir, mediante el aprendizaje, el potencial que todos llevamos dentro.
Entrevista
14 noviembre 2018
“La inteligencia artificial razona mejor que nosotros”
Martin Hilbert, experto en big data y conocido por sus tesis sobre la comunicación y la información en el desarrollo humano, se atreve incluso a cuestionar el “pienso, luego existo” de Descartes.
Reportaje
30 octubre 2018
Emoción vs robotización: la batalla que no será
La era de los robots ya está aquí. Ellos realizarán muchos de los trabajos que ahora hacemos nosotros, pero no todos... Atención: la inteligencia emocional gana enteros en el mundo laboral, pero se aprende en casa y en la escuela.
Reportaje
10 octubre 2018
Formación online o presencial: ¿cuál es mejor?
Ni mejor ni peor. Cualquier vía es buena para aprender. La elección solo depende de las preferencias de cada estudiante. Eso sí, cada una tiene sus ventajas y sus inconvenientes. ¿Quieres saber cuáles son?

Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Atrás

El win win educativo más rentable

El win win educativo más rentable

Con el método APS se aprenden conocimientos, habilidades, actitudes, valores y además se hace un bien a la sociedad.

Como dice el bolero, si tú me dices ven… lo dejo todo. “Imposible resistirse a cantarlo”, dice María Pando, directora del Instituto Avelina Cerra de Ribadesella, que escogió el título de la canción como lema aglutinador de su proyecto de aprendizaje servicio (APS). El acertado lema consiguió enganchar de inmediato a todo el equipo docente. También casi a la totalidad de los estudiantes, unos 200 en total, de edades comprendidas entre los 12 y los 16 años, que acogieron con entusiasmo la iniciativa impulsada por la Consejería de Educación del Principado de Asturias.

De ella salieron ocho innovadores proyectos de APS con un hilo conductor: la música. Así surgieron: Recuérdame, Viaje con nosotros, Cuéntame un cuento, Vivo en la carretera, Volando voy, Ese lunar que tienes, En tu bando y Bajo el mismo sol.

Pero ¿en qué consiste exactamente el método APS? Nada mejor que un ejemplo para entenderlo: plantar árboles en una zona deforestada es un acto solidario. Investigar el porqué de esa deforestación es una actividad de aprendizaje. Llevar a cabo la reforestación de esa área deforestada aplicando lo aprendido durante la investigación es aprendizaje servicio. Es decir, “se trata de una técnica educativa que combina procesos de aprendizaje y servicio a la comunidad en un solo proyecto educativo en el que los alumnos aprenden contenidos curriculares al trabajar en necesidades reales del entorno con la finalidad de mejorarlo. O, dicho de otro modo, es un win win para todos: alumnos, profesores, familia, entorno, sociedad”, afirma Roser Batlle, reconocida pedagoga e impulsora de la metodología en España.

Y eso, exactamente, es lo que hicieron los chicos y chicas del Avelina Cerra. “Es realmente satisfactorio”, dice Félix Dosal, alumno de 14 años de cuarto de la ESO del centro. “Yo participé el año pasado en cuatro de los proyectos que organizaron los profesores y, desde luego, volvería a hacerlo. Aprendes cosas que tienes que aprender sí o sí en el aula, pero de otra forma, con la práctica, y la verdad es que cuando ves que ese aprendizaje sirve para solucionar problemas reales y ayudar a los demás, la sensación es de que estás haciendo algo bueno”.

APS Telefónica Educación Digital
“Nosotros hemos constatado, por ejemplo, que después de llevar a cabo un proyecto relacionado con la lectura, la habilidad de hablar en público ha mejorado notablemente entre los alumnos”, declara Pando.

Una patera como ejemplo
A Félix le impactó especialmente el proyecto En tu bando, una idea que partió de las áreas de Filosofía y Lengua del instituto, con la que se pretendía solidarizar a la población de Ribadesella con los refugiados, poniéndose en su piel. “Fue impresionante. La Cruz Roja nos dejó una lancha e hicimos una representación de un desembarco que nos tocó a todos el corazón”, dice Félix. La directora lo corrobora. “Fue tan real que muchos chicos y también muchos profesores quedamos impresionados y, desde luego, sensibilizados con la causa”.

En eso radica, precisamente, la fuerza del aprendizaje servicio, en su conexión con la realidad. “La pieza clave de esta metodología radica en encontrar la necesidad de nuestro entorno sobre la que se pueda trabajar y, claro está, dar una respuesta. En nuestro caso, los ocho proyectos fueron fruto de ocho necesidades reales. Por ejemplo: Vivo en la carretera respondía a la necesidad de concienciar a los jóvenes sobre el peligro del alcohol y la conducción; Ese lunar que tienes pretendía promover hábitos saludables para evitar los problemas que la radiación solar puede acarrear; y Viaje con nosotros, un proyecto nacido de las áreas de lengua castellana, inglesa, francesa y asturiana, surgió como respuesta a la necesidad de ofrecer actividades de ocio hasta entonces inexistentes, para los niños que visitaran Ribadesella”, afirma la directora Pando.

El Ayuntamiento de Majadahonda constituye otro ejemplo exitoso de la aplicación de esta metodología. “La importancia de esta propuesta educativa radica no solo para la adquisición de aprendizajes y valores humanos, sino en la implicación de los jóvenes en su comunidad”, señalan desde la Concejalía de Educación, Cultura y Juventud de esta localidad madrileña que, año tras año, promueve diferentes iniciativas de APS. El curso pasado, por ejemplo, tres institutos y un colegio, en colaboración con el centro municipal de mayores, un centro ocupacional y una ONG dedicada a la protección de la naturaleza, participaron con proyectos muy pegados a la actualidad, como Rompiendo la brecha digital e intergeneracional, mediación entre iguales o la recuperación del galápago europeo.

Para el alumnado supone una oportunidad de participar como ciudadanos activos en la mejora del entorno al tiempo que aprenden conocimientos, habilidades, actitudes y valores.

Beneficios contantes y sonantes
Para Roser Batlle, el aprendizaje servicio aporta beneficios a todos los niveles y a todos. Para el alumnado, por ejemplo, supone una oportunidad de participar como ciudadanos activos en la mejora del entorno al tiempo que aprenden conocimientos, habilidades, actitudes y valores. Además, los hace protagonistas y los empodera, con lo cual, su autoestima crece, especialmente en los chicos y chicas con peores resultados académicos. También, en su opinión, mejorar la convivencia y el buen trato en el aula, porque el APS fortalece la sensibilidad y la empatía, ayudando al alumnado a enfocarse menos en los conflictos grupales y más en lo que son capaces de resolver juntos. En ese sentido, Batlle destaca, además, lo inclusiva que es la metodología. “Todos los alumnos pueden participar, independientemente de sus capacidades”.

Para los docentes también es muy beneficiosa la metodología, según la pedagoga, ya que les da una excelente herramienta de motivación que aporta resultados tangibles y gratificantes. “También supone una oportunidad para entrenar y evaluar las competencias transversales del alumnado: la iniciativa y autonomía personal, la competencia social y ciudadana, el aprender a aprender... y para descubrirse como profesor de otra manera, menos academicista, más vivencial, más de dinamizador o facilitador”, señala.

En la misma línea que Batlle, Pando insiste en que los resultados se dejan ver sobre todo en el desarrollo de competencias. “Se trata de una forma distinta de trabajar las habilidades, tan necesarias en el actual contexto educativo, y no solo los contenidos puros y duros. Nosotros hemos constatado, por ejemplo, que después de llevar a cabo uno de nuestros proyectos relacionados con la lectura, la habilidad de hablar en público ha mejorado notablemente entre los alumnos que lo llevaron a cabo”, afirma.

Es cosa de todos
Una diferencia fundamental con otras metodologías innovadoras es que APS no va solo de niños, es decir, no son solo ellos los que se implican, sino que también se involucran padres, madres, abuelos, amigos, vecinos…, la población entera, sobre todo en el caso de localidades pequeñas. En el caso de Ribadesella, por ejemplo, una vez desarrollados los proyectos, el instituto y la Consejería los dieron a conocer a todos los habitantes de la localidad en la primera Feria del Aprendizaje Servicio y, según Pando, fue un éxito de asistencia y de participación. “Fue una maravilla ver cómo la gente respondió con verdadero entusiasmo, queriendo ver, tocar, escuchar, participar... Y es que, como dice el bolero cuando se trata de colaborar, Si tú me dices ven…lo dejo todo”.
  • APS
  • Aprendizaje - Servicio (APS)
  • Innovación Educativa
  • Metodologías educativas

Visor de contenido web Visor de contenido web