Visor de contenido web Visor de contenido web

Tendencias

Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Atrás

El empoderamiento de los empleados, beneficio clave para la empresa

El empoderamiento de los empleados, beneficio clave para la empresa

El empoderamiento laboral o crowd powered business se ha posicionado en los últimos años como un nuevo estilo de gestión del talento dentro de las empresas.

 

El empoderamiento laboral o crowd powered business se ha posicionado en los últimos años como un nuevo estilo de gestión del talento dentro de las empresas. Pero, además, supone un cambio importante en la cultura del liderazgo en las organizaciones. Si quieres entender cómo influye todo esto en una mayor capacidad de resolución de problemas y un mayor compromiso con tu compañía, esto es todo lo que tienes que saber.

Modelos de empoderamiento en el trabajo

Seguro que alguna vez has escuchado eso de que las nuevas generaciones son las mejor preparadas de la historia. Y es cierto. El acceso normalizado a la educación superior ha permitido que las empresas cuenten en la actualidad con trabajadores muy formados, con mucho talento y, además, muy capacitados para desarrollar sus ideas en equipo. Pero también es cierto que esto hace que busquen ese ‘algo más’ en su lugar de trabajo. Y es que ya no se trata solo del salario, sino de la realización personal y de encontrar un buen ambiente laboral. 
Para facilitar el compromiso de los empleados con la empresa, y para mejorar su rendimiento y productividad laboral, es necesario que los líderes impliquen a sus equipos y colaboradores en la toma de decisiones y en el desarrollo de sus proyectos. Esto es, sin duda, un nuevo estilo de liderazgo, cada vez más necesario en el mercado actual, que reclama unas empresas ágiles que sepan detectar las buenas ideas y retener el talento sin perderse el poder de la multitud -crowd powered- si quieren seguir siendo competitivas.
Raúl Hernández y Alberto Mallo, consultores expertos en transformación organizativa, subrayan que las empresas que confían y basan sus procesos en el talento y la experiencia de las personas que las integran suelen ser organizaciones “con pocos protocolos, pocas estructuras de supervisión y control, poca centralización y donde culturalmente se incentiva la diversidad, la experimentación, la asunción de responsabilidades, el error, el aprendizaje y la compartición del conocimiento”. Son, en definitiva, organizaciones que abrazan la evolución permanente y emergente. 

¿Terminator o Iron Man?

En este sentido destaca un dilema bastante sencillo que resuena en las consultoras de Recursos Humanos: ¿Terminator o Iron Man?.El primero, y más en la época de transformación digital que vivimos, es, básicamente, el internet de las cosas (IOT), capaz de sustituir el trabajo humano. Sin embargo, el segundo hace referencia al aprovechamiento de las nuevas herramientas, con inteligencia y capacidad de innovación, en beneficio de las personas y su desarrollo. El empoderamiento, de esta manera, da la capacidad de salir del trabajo mecánico y el alineamiento para transformar las empresas por medio de su activo más importante: el capital humano, el único capaz de comprometerse de verdad con los valores de la compañía.

¿Cómo facilitar el empoderamiento de los empleados?

Favorecer que las personas tengan un crecimiento personal y profesional dentro de las compañías no es importante solo porque se genere un mayor compromiso con la organización por parte de los empleados, sino porque también se traduce en una mayor productividad y en una imagen de marca más positiva. Para lograrlo, además de cambiar el perfil del liderazgo, es necesario que el departamento de Recursos Humanos observe y subraye todo lo que pueda hacer que los empleados sientan reconocidos en su trabajo. 
Por otra parte, el éxito de un equipo depende en buena medida de la manera en que se estimule la diversidad de los perfiles que lo componen. “Sin duda la diversidad es relevante, en la medida en que genera una ‘tensión creativa’ que estimula a encontrar soluciones mejores”, explican Hernández y Mallo. Eso sí, hay que entender que no se trata solo de “acumular perfiles distintos”, sino que también es necesario “entrenar a la organización y a las personas para sacar partido de esa diversidad, incluso a asumir la incomodidad que supone vivir en ella”. Y es que, tal como subrayan los expertos, “los humanos tendemos a sentirnos mejor con aquellos que son ‘como nosotros’, y tenemos que hacer un esfuerzo consciente para superar ese sesgo natural”.
El empoderamiento comienza, precisamente, dando libertad al empleado, sabiendo delegar y apreciar sus aportaciones. Así, el contexto en el que se desenvuelven los trabajadores tiene un gran impacto a la hora de prosperar en su puesto. “Todos encontramos cierta motivación en ‘ser autónomos’, en hacer las cosas a nuestro modo”, dicen Hernández y Mallo, y, por ello, hay que aprender a gestionar las consecuencias de ese empoderamiento: “a tomar decisiones, a convivir con la incertidumbre, a definir las propias prioridades, gestionar la propia motivación, asumir las consecuencias de las decisiones tomadas...”. Y es que el empoderamiento no es gratis.

Ventajas del empoderamiento en el trabajo

Para los consultores entrevistados, las organizaciones que apuestan por ejercer este tipo de gestión pueden encontrar con más facilidad y rapidez soluciones distintas a situaciones nuevas y retadoras, adaptarse mejor a circunstancias variadas y cambiantes. “Son más dinámicas, ágiles y capaces de responder mejor a entonos complejos”, aseveran. Eso sí, sabiendo que hay que poner en marcha mecanismos para poder aprovechar todo eso, que la cultura tiene que ser coherente, y que también tiene su contrapartida en términos de eficiencia o de riesgos asumidos. “Por eso hay que tener claro el escenario completo: como casi todo en la vida tiene sus pros y sus contras”, añaden.
Además, subrayan que cuanto más complejo sea el entorno en el que se mueve la organización, mayor será el partido que pueda sacar de este estilo de gestión. “Cuando hay que encontrar soluciones a problemas nuevos, con muchos factores en juego, de forma frecuente... es ahí donde las ventajas cobran mayor valor, y donde más merece la pena asumir las contrapartidas”, afirman.

 

 

 

 

 

Así son las organizaciones empoderadas

Para los consultores Raúl Hernández y Alberto Mallo, las organizaciones empoderadas son aquellas en las que “culturalmente se incentiva la diversidad, la experimentación, la asunción de responsabilidades, el error, el aprendizaje y la compartición del conocimiento”


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Visor de contenido web Visor de contenido web