Visor de contenido web Visor de contenido web

Tendencias

Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Atrás

David Calle, ‘youtuber’ con alma de maestro

David Calle, ‘youtuber’ con alma de maestro

Clasificado entre los 10 finalistas al ‘Nobel’ de los docentes.
Energético, positivo, alegre, enamorado del cine, de la naturaleza y de un montón de cosas frikis que traslada a sus vídeos siempre que puede. Por todo eso y por su particular labor social con las matemáticas, ha sido reconocido como uno de los 10 mejores docentes del mundo. Labor social porque más allá de la pura docencia, el objetivo de este madrileño de 44 años, ingeniero de Telecomunicaciones por formación y profesor por devoción, siempre ha sido democratizar las matemáticas, llevarlas a todos los chavales del mundo en igualdad de oportunidades y gratis: “Que nadie se quede sin clases de apoyo por no poder pagarlas”, dice orgulloso. 
David Calle en Tendencias
“La ventaja de YouTube es que me pueden pasar, rebobinar, verme las veces que haga falta, donde, cuando quieran”.

Y para ello creó Unicoos.com, un sueño hecho realidad. Un sueño con hechuras de plataforma web y trasfondo de igualdad en el que David enseña matemáticas y otras ciencias… por amor al arte.

Los responsables del Global Teacher Prize 2017, el conocido como Nobel de los profesores, lo vieron, se enamoraron, lo buscaron y decidieron que debían contar a los cuatro vientos la contribución de este español al mundo de la educación global. Y aunque al final no se llevó el primer premio, el proyecto, por méritos propios —20 millones de visitas y casi un millón de suscriptores—, sigue adelante con impulso renovado gracias a las poderosas alas que este reconocimiento internacional le ha dado.

Y es que Unicoos, según los propios interesados, es mucho más que un canal de vídeos de YouTube. “Unicoos es una oportunidad para aprender al ritmo que cada uno necesite”, dicen sus alumnos. “Una oportunidad para que los sueños no se trunquen por un suspenso”, añade David. Él mismo suspendió las matemáticas en COU y pensó que no sería capaz de entrar en teleco, que es lo que quería. Pero luchó y lo consiguió, aunque confiesa que si hubiera tenido un profesor online y decenas de vídeos de matemáticas a su entera disposición… ¡otro gallo le hubiera cantado!

“Esta es la generación con la mayor cantidad de oportunidades tecnológicas a su alcance y no debemos desaprovecharlo”.

Entrevistamos a David Calle en Tendencias

Idioma, tiempo y espacio
Pese a no ser un nativo digital se ha reconvertido en youtuber porque David defiende a ultranza la aplicación de la tecnología en el ámbito de la formación. Considera que, por lógica, no se puede seguir enseñando como se hacía hace cien años: la tecnología aporta una serie de ventajas evidentes que hay que aprovechar. Por ejemplo, utilizar YouTube para enseñar a los más jóvenes tiene, en su opinión, tres enormes virtudes: el idioma, el tiempo y el espacio. “El idioma porque consigues hablar su mismo lenguaje, el audiovisual; el tiempo porque en YouTube me tienen siempre que quieran, me pueden pasar, rebobinar, verme las veces que haga falta, dónde y cuándo quieran; y el espacio porque es ahí, en las redes sociales, donde están la mayor parte del tiempo”, explica ilusionado. Eso sí, asegura que, aunque se puede aprender mucho en YouTube, matemáticas incluidas, siempre es a base de esfuerzo y trabajo. “Cuando los chavales descubren que es así no hay quien les pare”, afirma. 

¿Y esto para qué sirve?
David aboga, además, por otro tipo de cambios en la enseñanza actual que tienen más que ver con la forma que con el fondo. Para él, la tecnología hay que tenerla muy en cuenta, pero también hay que preocuparse de otras cosas, “mirar más el cómo que el qué”, como él mismo dice. Por ejemplo, el famoso “¿y esto para qué sirve?” que esgrimen los chavales ante cualquier novedad denota una mentalidad práctica ante la cual David cree que hay que contestar en la misma línea, con práctica y realidad, no con kilos de teoría. Es decir, enseñarles para qué sirven los conceptos matemáticos y en qué cosas se pueden utilizar, en vez de convertirlos en máquinas de hacer integrales, porque para eso, según él, ya están los ordenadores.

En este sentido, el profesor madrileño asegura que cuando les cuenta a sus alumnos que las matemáticas están detrás de los videojuegos, de Google, de los aviones, de los smartphones, de los navegadores, de Spotify, de las reservas de viajes por Internet, del área de un campo de fútbol… se quedan alucinados y empiezan a encontrarle sentido a las matemáticas. “Esta es la generación con la mayor cantidad de oportunidades tecnológicas a su alcance y no debemos desaprovecharlo, pero hay que hacerlo bien”, sentencia.

Preguntar más que responder
David propugna la necesidad de hacer autocrítica y de prepararse, también los maestros, para la enseñanza del presente. En su opinión, los profesores no deberían posicionarse como oráculos, la única fuente del saber. No deberían de dedicarse a dar clases magistrales y ya está, sino que tendrían que preguntar, más que responder, e impulsar la creatividad y la diferencia de sus alumnos. Esa es, a su entender, la parte más importante de la enseñanza, mucho más que las notas y mucho más que la tecnología por sí sola. “Los profesores tenemos una de las mayores y más bonitas responsabilidades del mundo: hacer que nuestros alumnos sean lo mejor que puedan ser y tenemos que estar preparados”. Concluye.

  • David Calle
  • Innovación Educativa
  • Unicoos
  • Educación Digital
  • Global Teacher Prize


No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.

Visor de contenido web Visor de contenido web