Publicador de conteúdo web Publicador de conteúdo web

Tendencias

Publicador de conteúdo Publicador de conteúdo

Voltar

Programar entre pólvora

Programar entre pólvora

Re:Coded es un programa para jóvenes sirios refugiados en Irak que ofrece la posibilidad de trabajar en algunas de las multinacionales tecnológicas más importantes.

Hace menos de un lustro, el Irak kurdistaní era un avispero de luchas sin cuartel entre el renovado ejercito del país y las milicias kurdas. Un conflicto milenario que fue azuzado sin contemplaciones por Sadam Hussein. Hoy, el lugar es un santuario de paz. Sobre todo al compararlo con su vecina Siria que, a unos pocos kilómetros, se desvanece en la oscuridad de una guerra a la que no se le atisba final.

Allí, en el Irak que un día fue escenario de conflictos, se levanta el campo de refugiados de Qushtapa, un asentamiento temporal construido sobre la arena que ofrece a sus miles de habitantes sirios la posibilidad de (sobre)vivir en paz. En el campo los días transcurren despacio, de aquel modo en el que Fabrizio de André, el cantautor genovés definía el tiempo, “como un señor distraído, como un bebé que duerme”, y cualquier manera de acelerar el reloj es bienvenida. Entre tiendas de campaña, los sirios tratan de rehacer su vida y sueñan con un futuro distinto.

Re-Coded en Tendencias Telefónica Educación Digital
Re-Coded permite a los jóvenes refugiados cambiar su destino a golpe de línea de código

Una vía de escape basada en la formación

Por eso, cuando se anunció que algunos elegidos podrían aprender programación en el propio asentamiento y, quizá, a raíz de ello empezar de cero lejos de allí, la cola de inscripción tardó segundos en formarse. 500 jóvenes se presentaron el primer día y 50 fueron los elegidos para sumarse a este proyecto. Re-Coded, programa que adapta el material de The Flatiron School’s Web Development Immersive, brinda a los jóvenes refugiados la posibilidad de cambiar su destino a golpe de línea de código. La formación arranca con un intensivo de inglés de ocho semanas, continúa con tres unidades que abarcan desde lo más básico a lo más específico y culmina con una fase de entrenamiento en colaboración con partners. Finalizado este aprendizaje en Qushtapa —que se imparte en barracones construidos ad hoc para el proyecto—, los más afortunados viajarán a países como Estados Unidos para trabajar en multinacionales tecnológicas tan prestigiosas como KickStarter, Betterment o IBM.

“Es como una especie de  juego”, cuenta Marcello Bonatto, uno de los organizadores de esta suerte de máster. O al menos puede parecerlo cuando los estudiantes escriben instrucciones dirigidas un robot que se mueve siguiendo los parámetros dictados. Sin embargo, los jóvenes participantes no ven este programa de entrenamiento como algo frívolo o superficial sino como una salida, una manera de valerse por sí mismos en un mundo que les ha castigado.

Re-Coded permite a los jóvenes refugiados cambiar su destino a golpe de línea de código

De la adversidad a la oportunidad

Aunque parezca lo contrario, no son los promotores del proyecto los que ayudan a un grupo de refugiados por amor al arte. Se trata de una autopista de doble recorrido: por un lado los chicos aprenden habilidades que pueden brindarles una salida y por otro, los grandes gigantes de la informática afrontan gracias a ellos un problema que les quita el sueño desde hace algunos años: la demanda de programadores en lengua árabe que aumenta a medida que las empresas externalizan sus servicios y los personalizan para sus usuarios. “Por cada desarrollador de programas se crean cinco trabajos, así que la demanda es gigantesca y las posibilidades, fascinantes” dice Ali Clare, cofundadora del programa. Para ella, como para otros muchos, los refugiados no son un problema, sino una (gran) oportunidad.

Los participantes ven este programa de entrenamiento como una salida a su situación

  • Re:Coded
  • Educación Digital
  • Programación
  • Talento


Sem comentários ainda. Seja o primeiro.

Publicador de conteúdo web Publicador de conteúdo web